Comisión de diagnóstico y estadística

Diagnóstico y Estadística Alicia Romero de Comisión por la Memoria Tel: 156229570Mail: aliciainesr@yahoo.com.ar

Balance de la Gestión 2010

 

26 de noviembre de 2010-11-26

 

Informe de la comisión de diagnóstico y estadísticas

 

 

Durante este primer año de trabajo en la Comisión de Diagnóstico y
Estadísticas, dirigimos nuestro trabajo hacia la identificación e
interpretación de la información necesaria para arribar al diseño de
la política pública municipal encaminada a la protección integral de
los derechos de los niños, niñas y adolescentes de la ciudad de La Plata.
Así, definimos nuestro aporte específico al Consejo en torno a la
comunicación a las distintas comisiones temáticas de algunas  claves de lectura e interpretación de los datos producidos sobre infancia y adolescencia en la región, al tiempo que realizamos  un mapeo de las problemáticas y temas ausentes e invisibilizados.

Así, concebimos nuestro trabajo en su especificidad técnica pero al mismo tiempo inherentemente política en su compromiso con el respeto de los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes.

El primer resultado de nuestro trabajo se plasma en el Informe
publicado en el Blog del Consejo “RELEVAMIENTO PRELIMINAR DE ESTADÍSTICAS DISPONIBLES SOBRE NIÑEZ Y ADOLESCENCIA EN LA PLATA, DICIEMBRE 2009” en el cual nos
abocamos a identificar y sistematizar la información producida por las distintas agencias estatales. Más allá de señalar algunas tendencias generales en términos de educación, salud, mortalidad, recreación y acceso a derechos, una de las conclusiones centrales de este primer trabajo que presentamos a la Asamblea fue el señalamiento de la insuficiencia de los datos actualmente existentes y la dificultad de acceder a una visión de conjunto necesaria para diseñar políticas superadoras. La fragmentación de datos, es afín a la actual fragmentación de las políticas públicas hacia la infancia y
adolescencia.

Nos preocupa sobremanera la escasez de datos oficiales de acceso público y actualizado, específicamente generados para los niños, niñas y adolescentes de la ciudad de La Plata. Los datos que recolectamos se encuentran dispersos y contenidos en informes orientados a diagnósticos sobre temáticas generales, sin generarse datos específicos para la población que aquí nos convoca. En algunos casos en que sí existen estadísticas específicas, éstas no se encuentran desagregadas para ciudad de La Plata.

No está de más repetir que no se puede diseñar ninguna política sin diagnósticos confiables, y éstos reclaman información cualitativa y cuantitativa sistemática y actualizada.

Durante el transcurso del año 2010 trabajamos en el seguimiento y actualización de dicho informe, el cual fue presentado en Julio en el encuentro realizado por el Observatorio Social Legislativo “La práctica local y el seguimiento de las leyes”.

Otra de las tareas que encaramos fue de acercamiento y comunicación con las distintas comisiones a fin de conocer las dificultades que cada una estaba teniendo en el acceso a información. Nuestro propósito consistía en la elaboración de diagnósticos parciales en pos de uno general e intentar articular nuestro trabajo, a partir de una breve encuesta y de diversos encuentros con algunas de ellas. La evaluación de esta tarea nos permitió acceder a una visión de conjunto del funcionamiento de las distintas comisiones del Consejo que da cuenta de comunes problemas de funcionamiento, falta de acceso a los recursos e información necesaria para cumplir sus objetivos, así como de la falta de voluntad del Estado provincial y municipal en cumplir sus responsabilidades indelegables para garantizar el funcionamiento del Consejo Local.

Otra de las tareas encaradas este año consistió en

el acompañamiento de las gestiones tendientes al pedido de informes al Ministerio de Desarrollo Social, de Seguridad y al Ejecutivo Local. En esta tarea pudimos constatar la falta de compromiso de las autoridades provinciales y municipales con el cumplimiento de la ley 13298 y puntualmente con el desarrollo del Consejo Local. Como Comisión nos dedicamos a examinar la distancia entre el pedido de información elevado al  Ministerio de Desarrollo Social y la respuesta recibida, análisis que plasmamos en un Informe.

También mantuvimos reuniones con la Dirección de Niñez del Municipio y con la Dirección de Estadísticas de la municipalidad a fin de conocer las evaluaciones y estadísticas de las políticas de protección de derechos que se encuentran implementando, pudiendo comprobar que no se elabora información pública, que no existen registros sistemáticos y comparables, situación que deja a la política local en un cono de sombras e inhibe la apertura a la participación democrática en el diseño de programas.

En esta misma línea de intentar una y otra vez el imprescindible
diálogo con los poderes públicos participamos de una reunión con la
Subsecretaría de Política Criminal del Ministerio de Justicia para
juntos conocer y evaluar el desempeño del denominado “Programa de Patrullas de Prevención Juvenil”. Tras una primera reunión, el Subsecretario no nos recibió ni cumplió su promesa de proporcionar datos sobre las intervenciones realizadas por el personal de Seguridad con los niños, niñas y adolescentes de La Plata. Dada la extrema gravedad de esta situación elaboramos una “DECLARACIÓN del  CONSEJO LOCAL DE PROMOCIÓN Y PROTECCIÓN DE DERECHOS DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES DE LA PLATA frente a la implementación de las ‘PATRULLAS DE PREVENCIÓN JUVENIL’” que si bien fue aprobado en Asamblea para
su difusión, aún no ha sido circulado, situación que nos preocupa gravemente.

El balance positivo de este año es la constatación del compromiso con los Derechos de la Niñez de una serie de organizaciones y sujetos que, a pesar de las enormes dificultades, seguimos aquí. No obstante, consideramos imprescindible reflexionar sobre cómo seguir ante la falta de voluntad gubernamental de cumplir con la ley 13298. Al mismo tempo, consideramos necesario aprovechar la rica experiencia de este año para reflexionar sobre los riesgos de reproducir al interior del Consejo, ciertos vicios inerciales del Estado argentino: la fragmentación entre las distintas agencias y la superposición de tareas, la subestimación de los diagnósticos y de la información para diseñar políticas de restitución de derechos, la falta de comunicación, entre otros. Nos importa fundamentalmente poder señalar la necesidad de responsabilizar a los poderes gubernamentales por este incumplimiento sin confundir el ejercicio responsable de la participación en el marco de la 13298 con la disolución de las responsabilidad estatales.

DECLARACIÓN delCONSEJO LOCAL DE PROMOCIÓN Y PROTECCIÓN DE DERECHOS DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES DE LA PLATA

frente a la implementación de las

“PATRULLAS DE PREVENCIÓN JUVENIL”:

El Consejo Local de Promoción y Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la ciudad de La Plata, organismo del Sistema de Promoción y Protección de los Derechos de la Niñez, expresa su preocupación ante la implementación en la ciudad de La Plata de las denominadas “Patrullas de Prevención Juvenil”. El Convenio de creación firmado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Bs. As. y el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Provincia de Bs. As. en agosto de 2010 es el único documento oficial que brinda algo de información acerca de las mismas. Sin embargo, la debilidad técnica, argumentativa y programática del mismo resulta altamente preocupante. La amplitud y ambigüedad de sus argumentaciones acarrea la ausencia de normativa específica y de argumentos jurídicos con arreglo a derechos consagrados y a procesos legislados.

De acuerdo a lo expresado en el Convenio, es posible afirmar que el dispositivo de las patrullas consiste en un procedimiento de captura y “entrega de menor” que, por vía de la discrecionalidad y la utilización de categorías ambiguas y contrarias a derecho, habilita un accionar administrativo-policial entre la derogada figura de “entrega de menor” por “situación de riesgo” y los preceptos de los códigos contravencionales, ya cuestionados por el Fallo Bulacio, entre otros. Asimismo, carece de especificaciones acerca de las edades de los niños sobre los cuales tiene facultad de acción esta patrulla y no estipula el tiempo máximo que un niño puede permanecer (¿detenido?) en el Centro de Atención Transitoria (CAT) hasta ser retirado por sus padres o tutores. El traslado y permanencia no voluntaria del niño en el CAT deviene así en una privación ilegítima de la libertad y no halla figura en el orden jurídico vigente que la avale. Se trataría entonces de detenciones ilegales y para-judiciales. La categoría “menor en riesgo” (utilizada en el párrafo 12 del mencionado Convenio) es fundante de la lógica del Patronato de Menores (derogado por ley) y presupone una amplia y difusa cantidad de situaciones que no resultan ilegales y por las cuales estas patrullas podrán abordar -con acompañamiento policial, aun cuando éste sea pasivo- a niños, niñas y adolescentes. Ninguna ley prohíbe la circulación o permanencia de niños en la vía pública. En tal sentido, el requisito de ser retirado por los padres o tutores del CAT homologa la figura de “entrega del menor”, ilegal e ilegítima.

Sería deseable no confundir el necesario establecimiento de un Sistema de Protección y Promoción de Derechos, con la puesta en marcha de mecanismos aislados de abordaje de situaciones críticas (tal como la de niños en situación de calle) con metodologías restrictivas de derechos, que pueden devenir en nuevos eslabones de control social. Lo que el Convenio expone como un programa, en el marco de la Ley 26.061, en relación a las Patrullas de Prevención Juvenil constituye solamente una acción focalizada, desconectada y claramente en contradicción con una política Integral de Protección y Promoción de Derechos. Entendemos que estas propuestas se apropian de categorías para vaciarlas de contenido y reinstalar concepciones de control, persecución, vigilancia en relación a una infancia  y juventud rotulada nuevamente “en riesgo”.

Agrava esta situación la ausencia de una política  pública Integral de Promoción y Protección de derechos, a nivel nacional, provincial y municipal. A modo de ejemplo en la ciudad de La Plata, en relación a la población en situación de calle, el último programa de atención que se planteaba como integral en relación a esta población fue desarticulado hace más de 10 años. Resulta inquietante que el primer contacto del Estado con los niños, niñas y adolescentes en situación de calle sea mediado por la institución policial.

Frente al incumplimiento por parte del Gobierno Provincial de su obligación de facilitar el acceso a la información pública sobre las políticas que diseña y ejecuta, los limitados datos disponibles sobre esta medida a partir de los cuales hemos podido formarnos un juicio provienen de las declaraciones ante los medios de comunicación del Gobernador Daniel Scioli y del Ministro de Justicia y Seguridad Ricardo Casal, así como de los argumentos esgrimidos por éste último y por el Ministro de Desarrollo Social Baldomero Álvarez de Olivera en la presentación realizada ante la Suprema Corte -en la que rechazan el pedido de informes realizado por un Juez del Fuero Contencioso Administrativo, aduciendo  conflicto de poderes-. Fundamentalmente nos preocupan aquellas declaraciones que bajo designaciones poco precisas dejan entrever la rehabilitación de la posibilidad de realizar detenciones por averiguación de antecedentes a niños, niñas y adolescentes en la ciudad y la unificación bajo un mismo programa de las tareas de “prevención y asistencia juvenil”[1] en La Plata (que retoman la vieja doctrina de la situación irregular, que propugnaba el tratamiento policial y judicial de las problemáticas sociales como la de la niñez en situación de calle, en abierta contradicción con la Ley Provincial de los Derechos de la Niñez y Adolescencia vigente).

Como Consejo Local denunciamos la demora en la implementación de un sistema de producción y análisis de información sobre el desempeño de las instituciones del Sistema de Protección y Promoción de Derechos en la Provincia de Buenos Aires. Esta opacidad no sólo inhibe la evaluación de las acciones realizadas, sino que también obstruye toda posibilidad de realizar diagnósticos precisos de las situaciones de vulneración de derechos y de los recursos materiales y humanos capaces de restituirlos. A contrapelo de los argumentos esgrimidos por Casal y Álvarez, sostenemos que la transparencia y la publicitación de los diagnósticos en que se basan los actos de gobierno permiten la evaluación y el debate, y se constituyen en condición de posibilidad del carácter público de las intervenciones estatales, concibiendo lo público como aquello de interés común, accesible y visible para todos. Es por ello que como Consejo Local creado en el marco del Sistema de Promoción y Protección de los Derechos de la Niñez, nos pronunciamos e instamos a organizaciones sociales y al Estado a estar comprometidos, ya que es ilegal toda medida de intervención sobre niños, niñas y adolescentes que no se inscriba en un plan integral de promoción y protección de sus derechos.

 

 

 

COMISIÓN DE DIAGNÓSTICO Y ESTADÍSTICA

CONSEJO LOCAL DE LA PLATA

PRIMER INFORME

El presente Informe ha sido elaborado por la Comisión de Diagnóstico y Estadística del Consejo Local, a partir de la primer reunión llevada a cabo el día 13 de noviembre de 2009 en la sede de la Comisión Provincial por la Memoria sita en calle 54 N° 487 de la ciudad de La Plata.

Participaron de la misma: Marcela Oyhandy por la Facultad de Trabajo Social (UNLP);  Emilia Preux por “La casita de los chicos” de Gorina;  Virginia Ilariucci, por “La casita de los chicos” de Gorina;  Ángela Oyhandy, de la Carrera de Sociología de la Facultad de Humanidades  (UNLP);  Santiago Galar, de la Carrera de Sociología de la Facultad de Humanidades (UNLP);  Alicia Romero y Ana Laura López por el Comité contra la Tortura de la Comisión Provincial por la Memoria.

A partir del tratamiento del temario propuesto, surgen las siguientes consideraciones a tratar en Junta de Coordinadores:

– Consultar y resolver cuestiones de índole administrativo-burocrática respecto del uso de libro de actas o de actas volante a fin de unificar el criterio con las restantes comisiones. Para la primera reunión se decide hacer un acta volante por escrito y que sea firmada en su versión final por todos los asistentes durante el próximo encuentro.

– Acordar con los demás coordinadores la articulación o coordinación de tareas con el resto de las comisiones, principalmente en lo que refiere al mapeo de temáticas específicas, y específicamente, en nuestro caso, con la Comisión de Sistematización, teniendo en cuenta la similitud de objetivos y funciones de ambas comisiones

– Consultar y decidir cuestiones de acceso a recursos materiales (librería, computadora, etc.) y a la posibilidad de contar con credencial que nos identifique como integrantes del Consejo, a efectos de facilitar la actuación ante Organismos públicos.

Respecto de la temática específica que trata la Comisión de Diagnóstico y estadística, y atento la falta de información sistematizada de los organismos estatales y la reticencia a brindarla, acordamos lo siguiente:

– En una primer etapa: relevar y confeccionar un mapa de situación respecto de las estadísticas disponibles de diversas fuentes que dimensionen y den una caracterización general del universo, a la vez que señalar las falencias o datos inexistentes que deben ser incluidos como exigencias de producción de información estadística pública a los organismos estatales correspondientes.

– En una segunda etapa: Profundizar -a partir de la producción de datos primarios (de creación propia)- en algunos aspectos puntuales, como por ejemplo el mapeo de las organizaciones sociales en La Plata, según tipo, ubicación, tipo de intervención/programas/dispositivos y demás tópicos de interés a definir. Para este relevamiento se prevé la construcción de un instrumento de recolección de datos autoadministrado de carácter cuali-cuantitativo. Así también se propuso para esta segunda etapa la indagación y profundización del conocimiento sobre algunas experiencias a seleccionar (muestra) de organizaciones barriales, procurando comprender las prácticas, problemáticas y demás ejes de interés para el Consejo.

– Para la primera etapa,  se ha planteado el siguiente esquema: 1) Relevar y acopiar los datos existentes, 2) Detectar datos faltantes y avanzar en la exigibilidad de la producción de dicha información al Municipio de La Plata.

-La fuentes posibles de datos para esta etapa son: Ministerio de Seguridad, Municipio de La Plata,  INDEC (Censo y EPH), Ministerio de Desarrollo Social, Dirección Provincial de Estadísticas y Municipalidad de La Plata y datos que puede tener registrados la Asamblea por los Derechos de los Niños de La Plata, el Foro local y provincial por los derechos del Niño, información disponible en el Barómetro de la Deuda Social de Infancia (UCA), y  Ministerio Público de la Provincia de Buenos Aires.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s